Madrid Actualidad

¿Cómo evitar el abandono animal?

Desde MadridToday nos hacemos eco del aumento de animales de compañía en Madrid, y como no, en España y en todo el mundo. El amor animal crece en general y cada vez más gente crea conciencia de la importancia de la responsabilidad de mantener y cuidar bien a sus amigos peludos.

Lamentablemente, la tasa de abandono animal sigue creciendo año contra año, suponiendo una cifra superior en 2016 frente a 2015. Lo positivo de esta situación es que aunque estas feas tasas crezcan, también aumenta la conciencia social, sobre todo con el bien llamado “mejor amigo del hombre”.

Soluciones contra el abandono animal

Hoy en día, existen numerosas asociaciones que luchan duramente contra este grave problema que ha acrecentado el consumismo en los últimos años. Protectoras, refugios, organizaciones, muchas personas que dedican su vida a los perros. Por supuesto, desde aquí creemos que el abandono animal no tiene justificación alguna y mucho menos, si es porque de repente tu amigo te molesta ante un plan inminente. No se nos ocurre nada más egoísta. Actualmente, hay millones de soluciones posibles. Podemos encontrar desde un amigo o familiar que pueda hacernos un favor durante esos días; o bien, un sinfín de hoteles y residencias caninas en cada comunidad autónoma.
En este artículo queremos resaltar la importancia de que nuestros perretes puedan estar a gusto unos días aunque sus humanos se marchen. Que puedan tener morriña, pero que se sientan como en casa. Ya que pierden a su manada humana por unos días, en nuestra opinión lo suyo es que puedan disfrutar y correr entre iguales.

La rutina es clave para evitarlo

Lo primero que necesita un peludete es conservar su rutina habitual diaria como los dos o tres paseos y comidas, sus horas de juego y de sueño necesarias; y, sobre todo, mantener el entorno ajustándolo a sus costumbres diarias. Por lo general, todo perro crea un vínculo muy especial con su dueño y durante esos días de ausencia es necesario que ese vínculo lo mantenga hacia la persona encargada de su cuidado.
Por otra parte, los perros son animales sociales; por lo que, naturalmente, es muy importante que estén acompañados por más de su especie. Aunque en algunos casos no se cumpla este requisito, es ideal para pasar unas buenas vacaciones perrunas.

Perrunamente, una residencia canina diferente

De vacaciones perrunas divertidas sabe mucho Paula Soler, que con su dedicado proyecto  Perrunamente.com , ha sabido poner en práctica todo lo necesario para que nuestros amigos pasen unos días estupendos, disfrutando del campo. Una elección de residencia canina sin jaulas con la que acertaremos de lleno. Se encuentra ubicada en un espacio rural ideal  para que nuestros amigos puedan disfrutar del aire libre durante largos y divertidos paseos.
 
Desde el principio Paula te atenderá con una energía que denota el amor por su trabajo y lo que realiza diariamente acompañada de sus tres compañeros inseparables: Coco, Piña y Zanahoria. Destacamos de ella y su trabajo, el compromiso y el vínculo que desarrolla con todos los inquilinos de su genial residencia canina.
 

 
Estamos seguros de que en Perrunamente todos se lo pasarán en grande. La residencia cuenta con un espacio seguro de más de 2.000 metros cuadrados al aire libre, donde disfrutarán de geniales momentos en manada, juegos y carreras infinitas. Cuando llegue la hora de dormir, los peques dispondrán de dos preciosas y acogedoras habitaciones en la casa principal, totalmente equipadas y preparadas, donde descansarán como en casa sobre unas cómodas y acolchadas camitas.
 
 
Por si lo que os hemos contado no fuera poco, Perrunamente atiende en todo el territorio de la Comunidad de Madrid. Ofrece la posibilidad de desplazamiento y recogida para mayor comodidad.
 
 
Volvemos a dejar claro que no hay excusa para el abandono animal, pero como vemos además, hoy en día existen multitud de opciones realmente interesantes y totalmente asumibles. Residencias como Perrunamente harán que nuestros amigos nos echen en falta lo menos posible durante nuestra ausencia.
 
Así, sí que podremos pasar unas geniales y despreocupadas vacaciones sabiendo que estarán bien cuidados, y que a la vuelta, ellos también se lo habrán pasado genial.