Compras

Cómo limpiar los pisos o suelos SPC

Los pisos SPC realmente no son difíciles de limpiar pero, si quieres mantenerlos a la perfección, debes aprender los siguientes secretos que daremos a continuación. Así es como podrás contar con un piso realmente reluciente.

Pisos SPC totalmente pulcros y cuidados

1.- Jamás arrastres tus muebles u objetos pesados: un gran error que puedes cometer a menudo es que al momento de rodar un sillón o un dispositivo de gran peso lo arrastras por todo el hogar. Lo que debes hacer es levantarlo para que el piso no se dañe y no se ensucie debido a los rayones.

2.- Tampoco utilices los muebles con ruedas: este es otro problema recurrente, las ruedas solo rayarán todo tu piso PSC. Lo que tienes que hacer es colocar felpa en cada una de las patas para que no dañen tu piso en lo más mínimo.

3.- No encerar tu piso: si crees que la cera es tu aliada para crear pisos relucientes, este no es el caso. Los pisos SPC poseen un revestimiento de poliuretano que brilla por sí solo, si a este le aplicas cera lo que harás será ensuciar todo el piso y dejarás manchones de todo tipo que luego deberás pulir a mano para que puedan desaparecer.

4.- Cuidado con el jabón: al momento de limpiar tus pisos tendrás que retirar muy bien el jabón. Así podrás librarte de cualquier tipo de mancha o piso mal lavado, lo que se traduce en un imán para la suciedad, además de que atrapa al polvo.

5.- El limpiador correcto en todo momento: no hagas uso de productos que contengan ácidos abrasivos o sustancias muy potentes. Mientras más ligero sea el limpiador será mucho mejor.

Otros consejos que te ayudarán de gran manera

  • El shampoo es un gran limpiador: si tienes pisos SPC en tu baño y utilizas mucho spray para tu cabello, ya estás al tanto de que este se adhiere con facilidad a la superficie. Para realizar una limpieza correcta y retirar el spray sin problemas solo debes utilizar tu shampoo como limpiador.
  • Debes ser constante con la limpieza: no dejes que la suciedad se acumule en tu hogar, debes tener tu piso siempre aseado y libre de grasa, polvo y cualquier sustancia que pueda causarle daño. Algo realmente efectivo es hacer un barrido con una escoba que sea suave para que no maltrate la superficie y solo retire lo sucio.
  • El felpudo es tu mejor amigo: si colocas un felpudo podrás mantener lo sucio alejado y evitar cualquier tipo de rayón causado por un mueble o una silla. También evitarás que la arena que entre en tu casa por medio de tus zapatos dañe el brillo de los pisos.
  • Muebles con protectores para el piso: si tus muebles y sillas son pesados, lo mejor es colocarles gomas protectoras en las patas para que no vayan a dañar el piso con cualquier movimiento indeseado.

Ahora que ya estás al tanto de cómo cuidar tus pisos SPC, quedarán realmente libres de cualquier suciedad o rayón.

¡Comparte con tus amigos!:

¿Que te ha parecido? ¡Cuéntanos!